Quiero comprar una casa en Estados Unidos...

Comprar una casa en USA, es parte del gran sueño americano, pero ese sueño se puede convertir en una verdadera pesadilla cuando no se planea, no se investiga y no se conocen nuestros derechos y obligaciones.

Es indispensable la recopilación de información sobre los recursos y necesidades, con el fin de poder definir el costo máximo aproximado de una casa o departamento que es posible comprar para vivir en USA.

Los extranjeros, o no residentes que quieran comprar casa en USA pueden hacerlo sin problema, aunque solamente sean turistas El comprador potencial necesita:

  • Tener un buen agente de bienes raíces (en inglés se le conoce “realtor”)
  • Conocer la zona en que le gustaría vivir
  • Saber la cantidad de dinero con que se cuenta para hacer un pago inicial
  • Cantidad de dinero que se va a financiera y a que tasa de interés
  • Buscar un buen financiamiento (existen diferentes tipos de acuerdo al tipo de Visa)
  • Revisar el contrato por un abogado especializado en Real State.
  • Recopilación y presentación de los documentos que le solicitara el banco para comprobar su solvencia y liquidez.
  • El financiamiento otorgado a los extranjeros suele ser entre el 65% y 80% del total, quiere decir que el comprador debe dar un enganche o pago inicial aproximado de entre 20% y 35% del valor de la propiedad al momento del cierre.

En términos generales, el proceso de compra es significativamente menos burocrático de lo que sería en la mayoría de los países. Sin embargo es de suma importancia que cuente con un agente profesional de bienes raíces con experiencia en ventas y que coordine todos los detalles del proceso de compra. Si lo desea puede ponerse en contacto con USAmiCasa y con gusto le ayudaremos a encontrar un agente que lo guie en su inversión.

Asimismo usted, puede necesitar los servicios de un abogado inmobiliario para que le ayude y oriente con relación a asuntos fiscales y otros temas legales; por ejemplo, aunque no sea residente, tendrá que pagar impuestos inmobiliarios y para ello podría necesitar un número de identificación tributaria individual (ITIN por sus siglas en inglés) de lo contrario, al vender la propiedad, podrían retenerle hasta 10% por asuntos fiscales.

Finalmente también necesitará ayuda de otros profesionales como inspectores y valuadores de propiedades así como una compañía de títulos que se encargue de verificar que la propiedad esté libre de reclamaciones.