10 cosas que hay que saber sobre los seguros para casa

Es necesario asegurar su hogar. Al ser propietario de una casa es muy importante asegurar todas sus pertenencias: muebles, ropa, electrodomésticos, joyas, etc. ya que nadie está exento de sufrir un accidente, robo o ser víctima de un desastre natura l.A dónde acudir para la compra de un seguro. Puede revisar sus periódicos locales, preguntar a su agente de bienes raíces, consultar la sección amarilla y por supuesto Internet. También siempre será confiable recurrir a amigos  y conocidos para obtener una recomendación. Compare, compare, compare. Es muy importante no comprar la primera póliza que le ofrezcan sin antes haber investigado otras opciones. Usted no tiene la obligación de comprar a póliza que recomiende la institución financiera o hipotecaria. Consulte varias fuentes confiables antes de tomar una decisión. Determine el valor al que va a asegurar su casa y sus efectos personales. Ello lo puede hacer tomando como base el valor actual en efectivo o el costo de reemplazo. El primero es la cantidad de dinero que necesitaría para reponer o arreglar los daños materiales después de la depreciación y el segundo se refiere a la cantidad de dinero con la que usted podría reponer, volver a construir su casa o arreglar algún daño con la misma o muy similar calidad a la original, in tomar en cuenta la depreciación. Coberturas disponibles. Siempre existen diferentes tipos de coberturas, generalmente hay una o varias básicas y a partir de ahí es posible agregar diferentes elementos. Por ejemplo todas las coberturas pueden incluir robo e inundación y después puede tener la opción de agregar otras coberturas adicionales como temblores y lesiones de terceros. Mientras más amplia sea la cobertura, mejor. El beneficio de tener una amplia cobertura es que usted pagará menos al momento de un incidente. En la mayoría de las ocasiones será la institución financiera o hipotecaria la que determina la cobertura ideal. No hay que olvidar que el costo de la póliza va directamente relacionado con la amplitud de la cobertura. Revise cuidadosamente el nivel del deducible.El deducible es la cantidad de dinero que le corresponde pagar a usted en caso de un siniestro. Debe estar seguro que usted podrá sin problemas pagar el deducible correspondiente a la póliza que está comprando. Investigue y pregunte sobre posibles descuentos. Existen varias compañías de seguros que le otorgan beneficios adicionales o descuentos en su póliza bajo determinadas condiciones, pregunte por las promociones  posiblemente pueda realizar un ahorro no esperado.  Sea muy cuidadoso al leer su póliza. No olvide que una póliza es un documento legal que no deberá de estar redactado y estructurado para favorecer a una sola de las partes. Sino que deberá de detallar derechos y obligaciones para ambos de forma equitativa. Usted deberá de recibir una copia de su póliza, guárdela en un lugar seguro, que usted no vaya a olvidar y mantenga los datos de su agente siempre a la mano. Revise su seguro anualmente. Tómese por lo menos una vez al año el tiempo para revisar junto con su agente su póliza: nivel de deducible y cobertura. Verifique como ha cambiado su propiedad (construcción adicional, remodelación, nuevos servicios, etc.) y si la póliza con la que actualmente cuenta satisface sus necesidades.